inicio

El fotógrafo de tu boda es aquel que te hace revivir tu día cada vez que ves las fotografías.

Estáis planeando el día de vuestra boda. Yo os propongo contar vuestro día de una forma diferente, sin la necesidad de forzar los momentos, sino que los momentos fuercen cada uno de los recuerdos.  

DISFRUTAR DE CADA SEGUNDO
Cada momento de la boda, es susceptible de ser fotografiado. Por lo que sería una tontería que estéis pendientes del fotógrafo en un día tan especial. Es mas normal que cada uno esté disfrutando de lo suyo, yo en hacer fotos y vosotros en pasarlo bien.

LO IMPORTANTE SOIS VOSOTROS
Al final, el día de la boda pasa demasiado rápido como para que no lo disfrutéis con vuestros familiares y amigos.

POR QUÉ NO PASARLO BIEN, GENERANDO RECUERDOS 
Pues entonces… no me queda mas que contaros. Si yo me encargo de los recuerdos, vosotros solo tenéis que pasároslo bien.

¿Se puede fotografiar un sentimiento?

Yo creo que si, que si se siguen una serie de premisas, se puede llegar a fotografiar el amor. Si entre el fotógrafo y la pareja no hay ninguna relación previa, es muy difícil que se pueda captar el amor. Por eso, para mi como fotógrafo de bodas, la preboda es fundamental. Es ese momento en el que nos conocemos un poco mas, tomamos un poco de confianza, y ya de paso hacemos unas fotos para que empecéis a generar esos recuerdos, porque la boda no comienza con la peluquería por la mañana, sino que la boda ya lleva tiempo celebrándose. Cada preparativo, cada detalle que colocáis es ya parte de la boda, y como no va a ser menos una preboda en la que tendréis esa mirada de los que van a compartir la vida juntos, de los que cuando están juntos, no existe nada mas.

Yo quiero captar ese sentimiento y devolver esos recuerdos, por eso es fundamental la pre-boda.

Espero que después de leer estas lineas y ver el trabajo que me gusta hacer, podamos tener nuestro primer contacto y conocernos.